Para celebrar los 40 años del uso del código de barras, Rakuten ha recogido diez innovaciones que «han revolucionado el sector retail en los últimos diez años», como es el pago ‘contacless’, a través del móvil o el ‘Internet de las cosas’, ya que «innovación y retail han ido siempre de la mano».

En este sentido, el retailer menciona el código de barras, patentado en 1952 y que consistían en un grupo de líneas en blanco y negro que prometían revolucionar la manera en la que los retailers manejaban los stocks y servían a sus clientes. No obstante, no fue hasta el 26 de junio de 1974 cuando la primera tienda lo utilizó para escanear un producto en Cincinnati, Estados Unidos.

Sin embargo, hoy en día, el mundo del retail se ha transformado, y se transformará, gracias a los cambios en el comportamiento del consumidor y a los avances tecnológicos, como son el uso de las redes sociales, el e-commerce o la aparición de los drones en la sociedad civil.

Mercados online

Como ejemplo, este año, se prevé que los compradores on-line gasten más de 1.000 millones de euros en todo el mundo, una cifra que sigue aumentando. Según Rakuten, la gran aceptación de la web para las compras se ha visto favorecida, en parte, por el desarrollo de los mercados on-line, que permiten al minorista vender en el ámbito internacional, llegar a nuevos públicos, y competir con actores ya establecidos en el mercado.

Redes sociales

Otra de las innovaciones más recientes que ha cambiado el mundo del retail son las redes sociales. Más del 40% de los consumidores las utiliza para recomendar productos que han probado, según el estudio del retailer. Además ofrecen a los minoristas la capacidad de recoger las opiniones de los usuarios sobre nuevos productos y servicios.

El comercio móvil

Cerca de 1.500 millones de consumidores utilizarán un dispositivo móvil o una tableta para hacer una compra este año, lo que representa más de 149.000 millones de euros en ventas. Se espera que esta cifra se doble hasta llegar a los 377.000 millones en 2017, cuando el comercio móvil celebre su vigésimo aniversario.

La primera vez que se utilizó un teléfono móvil para realizar una compra fue en 1997, en Helsinki, Finlandia, cuando dos máquinas expendedoras de Coca Cola fueron configuradas para aceptar pagos a través de SMS. Ahora, el móvil se está convirtiendo en un canal cada vez más importante para los minoristas para interactuar, apoyar y vender a los compradores, tanto en las tiendas físicas como on-line a través de aplicaciones móviles y sitios web.

Big data

El 13 de febrero de 1995, el supermercado inglés Tesco lanzó el primer programa de fidelización basado en tarjetas, capaz de identificar patrones en el comportamiento del consumidor. Ahora, casi 20 años más tarde, los minoristas de todo el mundo pueden adquirir y analizar más datos que nunca, y la información obtenida influye en todos los aspectos del retail, desde la toma de decisiones hasta las promociones de marketing y el diseño de las tiendas.

El Internet de las cosas

La idea de poder conectar objetos cotidianos a Internet fue propuesta por primera vez por Mark Weiser en septiembre de 1991. Poco más de 20 años después, el Internet de las cosas es una realidad, con un mercado global de objetos conectados que alcanzó un valor de 1.300 millones de euros el año pasado. A medida que se conectan más objetos, se espera que este mercado llegue a los 5.100 millones de euros en 2020.

Geolocalización

En 1994, los investigadores de Ericsson inventaron una manera de conectar los dispositivos móviles a los accesorios de forma inalámbrica, lo que más tarde se conocería como Bluetooth. Veinte años después, una versión de menor potencia de Bluetooth se utiliza en los ‘beacons’ para transmitir mensajes basados en la localización de los dispositivos móviles.

Además de ayudar a los retailers a llegar a los compradores con relevantes ofertas y promociones, basadas en las localizaciones de sus clientes dentro de la tienda, los ‘beacons’ ofrecen a los comercios una gran cantidad de datos y nuevos conocimientos sobre el comportamiento del comprador que les permiten tomar mejores decisiones a la hora de planificar el stock y el diseño de las tiendas.

Cajeros de autoservicio

Inventados por el Dr. Howard Schneider para reducir los tiempos de espera de pago, los primeros cajeros autoservicio se introdujeron en una tienda Price Chopper en Clifton, Nueva York, en 1992. Más recientemente, estos cajeros autoservicio se han convertido en una imagen común en supermercados y tiendas, cuadriplicando su número desde 2008. A finales de este año se estima que habrá unos 430.000 cajeros autoservicio en todo el mundo.

Drones

El uso civil de aviones no tripulados está empezando a despegar, dado que las empresas están considerando cómo se podrían utilizar para hacer entregas de productos y proporcionar importantes servicios, como internet inalámbrico, a lugares remotos.

Para los retailers, los drones tienen un enorme potencial para hacer entregas más rápidas y baratas, razón por la que se espera que el mercado de estos aviones no tripulados pueda superar los 292 millones de euros en 2020.

Impresión 3D

Ahora que el precio de las impresoras 3D empieza a ser más asequible y que varias patentes esenciales vencen este año, un mayor número de productos de impresión 3D están llegando al mercado. Esto ofrece a los minoristas una oportunidad de fabricar productos personalizados pedidos en la misma tienda.

Sin embargo, estas impresoras también preocupan a algunos sectores por la capacidad que puedan tener de falsificar productos. Para atender los desafíos del futuro, los retailers deben trabajar con los fabricantes para asegurar que estas oportunidades se exploten protegiendo a la vez la propiedad intelectual.