Docks ha invertido más de medio millón de euros para aumentar la capacidad de producción y de movimiento de mercancías de sus instalaciones para el depósito de contenedores del municipio valenciano de Ribarroja de Turia.

El operador, estima que con la incorporación de dos nuevas carretillas de carga frontal para la manipulación de contenedores, se incrementa la capacidad de producción en los flujos internos en un 67%, se disminuye el tiempo de respuesta en la entrega de contenedores ante la necesidad creciente de clasificación en función de su utilidad final y se reduce el impacto en el medio ambiente, en línea con su estrategia de responsabilidad social corporativa.

Las nuevas carretillas han sido suministradas por Air Rail, distribuidor de Konecranes en España, mejoran la estiba y desestiba de mercancías gracias al diseño ergonómico de su cabina y al incremento en la velocidad de ascenso y descenso, ya que el sistema hidráulico es sensible a la carga y adapta la potencia de elevación a su peso.

Adicionalmente, la monitorización total de todos los componentes y funciones vitales de los equipos aumenta la fiabilidad del motor y de la transmisión, mientras que su motor de bajas emisiones reduce el consumo de combustible y los niveles de ruido, y los frenos con refrigeración de aceite continua mejoran la seguridad en la operativa.