El 40% de los vehículos de mercancías que han sido objeto de control por parte de la Comunidad de Madrid en 2015, tanto en estaciones fijas como en móviles, han sido denunciado por circular con exceso de peso.

En concreto, la Comunidad ha denunciado un total de 2.509 vehículos por este motivo en las 6.210 inspecciones realizadas, enmarcadas en el Plan de Inspección de Transportes que tiene como fin mejorar la seguridad vial mediante un riguroso control de la circulación de vehículos de transporte.

La Comunidad de Madrid ha realizado el control y pesaje de estos vehículos a través de cinco estaciones fijas, a las que se han de sumar otros nueve equipos de pesaje móviles, que prestan también especial atención al control de los tiempos de conducción y al descanso reglamentario de los conductores, mediante el control del tacógrafo del vehículo.

Según la normativa vigente en materia de transportes, las infracciones pueden ser muy graves, las cuales se sancionan con multa de 1.001 a 6.000 euros, graves, que se saldan con multas de 401 a 1.000 euros, y leves, en las que las sanciones se reducen a un máximo de 400 euros y un mínimo de 100 euros.

Combatir el intrusismo laboral

Por otro lado, desde la Comunidad insisten en que con estas actuaciones se incide de manera muy especial en aquellas conductas que más distorsionan la ordenación del transporte, como el intrusismo profesional derivado de la prestación de servicios de transporte, tanto de mercancías como de viajeros, por parte de empresas no profesionales.

Con este fin, la Comunidad ha puesto en marcha un dispositivo electrónico de lectura de matrículas de vehículos en movimiento que, al estar conectado con las correspondientes bases de datos de la DGT y de Fomento, detecta a las empresas que deberían poseer la correspondiente autorización de transporte y, sin embargo, carecen del citado título.

En el año 2015 se han controlado con este sistema un total de 16.600 vehículos, y se han iniciado actuaciones administrativas en 331 de ellos. Cabe recordar que en este 2016 la Comunidad realizará unas 70.000 inspecciones a vehículos dedicados al transporte, y más de 1.600 dirigidas a empresas del sector.