Merlin Properties ha alcanzado una facturación de 376,1 millones de euros entre enero y septiembre de 2018, un 3,3% superior al de hace un año, con un Ebitda recurrente de 296,4 millones de euros, que, sin embargo, presenta un retroceso anual de un 0,4% y un resultado neto de 481,8 millones de euros, que es un 1,4% superior al de los nueve primeros meses de 2017.

Por lo que respecta al área de logística de la socimi, su cartera en este apartado roza prácticamente la plena ocupación, con un 98,2% y un crecimiento de 85 puntos básicos.

Por áreas geográficas, el suelo logístico de Merlin en Madrid registra una ocupación del 97,4%, en Barcelona este índice se coloca en el 99,6%, mientras que en otras zonas de la geografía española se sitúa en el 99,1%.

Así mismo, esta buena cifra de ocupación se complementa con la fuerte incremento que se ha producido en las rentas en las renovaciones de los últimos doce meses, y que Merlin cifra en un 9,2%, con release spreads que han subido un 11% en Barcelona, un 17,1% en Sevilla y un 7% en Madrid.

En el tercer trimestre de 2018, la socimi ha suscrito nuevos contratos de alquiler con Acciona sobre una superficie de 13.684 m² en la Zona Franca de Barcelona y con Rhenus sobre 4.320 m² en la ZAL de Sevilla, así como la renovación de 35.285 m² con Dachser en Madrid-Meco.

De igual modo, Merlin sigue adelante con la ejecución de su Plan Best II centrado en los últimos meses en Cabanillas y en Seseña, así comoen realizar adquisiciones selectivas en las principales áreas logísticas de Valencia y el País Vasco.