Siguiendo la línea de otros países europeos, Bélgica ha decretado el cierre de fronteras con el fin de evitar el tránsito de ciudadanos y limitar la propagación del coronavirus. El cierre decretado no afectará, según explican desde Fenadismer, al transporte de mercancías por carretera, que podrá continuar realizándose sin ningún tipo de limitación o restricción.

Las autoridades belgas han publicado, a través del Ministerio de Trabajo, un certificado de desplazamiento que las empresas deberán entregar a sus trabajadores para justificar la necesidad de desplazarse y atravesar la frontera, muy transitada por ciudadanos que acuden a supermercados o estaciones de suministro de carburantes.

Sin embargo, debido al cierre de fronteras y a los controles que las autoridades belgas están efectuando tanto a vehículos particulares como a vehículos de transporte de mercancías, se están produciendo atascos y retrasos en el acceso a Bélgica. Por ello, se recomienda que los conductores vayan provistos del mencionado certificado para facilitar el control y agilizar la actuación de las autoridades.

No se trata de un documento obligatorio, pero si aconsejable para una mayor fluidez del tráfico, y para facilitar el control de los agentes. Este certificado, disponible en inglés, se cumplimentará una sola vez y tendrá validez mientras dure la situación de emergencia. Puede encontrarse en el siguiente enlace.