Como ya adelantó a finales de diciembre cadenadesuministro.es, Guipúzcoa sigue sin resolver ningún expediente de reclamación del ‘céntimo sanitario’, por lo que el departamento de mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carreteras ha decidido, por unanimidad, dirigirse a las diputaciones forales, titulares de sus respectivas competencias en materia y tributaria.

En este sentido, el CNTC tiene la intención de «exigir» a estas diputaciones el «exacto e íntegro»  cumplimiento de la sentencia del TJUE que declaraba ilegal la recaudación del ‘céntimo sanitario’ entre los años 2002 y 2012, ya que, según el comité, esta devolución «hasta la fecha no ha ocurrido».

En diciembre, y según denunciaba Guitrans, a pesar de que el Gobierno ya había empezado a abonar en su integridad el IVMDH reclamado por ingresos indebidos entre los ejercicios 2010 y 2012, cumpliendo con el acuerdo suscrito entre el CNTC y el Ministerio de Hacienda, la Diputación Foral “aún no ha procedido a reintegrar cantidad alguna”.

El acuerdo alcanzado entre administraciones y transportistas puso fin al debate surgido entre ambos, que tuvo como foco la cantidad a devolver, y que amenazó con un paro general del sector. Ante esta situación, el Ministerio de Hacienda se comprometió a devolver el 80% de las reclamaciones antes del 31 de diciembre de 2014.

Teniendo en cuenta que la normativa guipuzcoana establece que en materia de impuestos especiales la capacidad normativa es del Estado, algo que viene recogido en el Concierto Económico del País Vasco, desde las asociaciones no entienden “la tardanza y falta de respuesta de Hacienda Foral de Guipúzcoa” ante las reclamaciones presentadas por el sector.

Por otro lado, el CNTC ha acordado dirigirse, también, a la secretaría de Estado de Hacienda con el fin de convocar una reunión informativa sobre el estado en el que se encuentra el cumplimiento del acuerdo suscrito el pasado 13 de noviembre.

En este sentido, las asociaciones del sector que conforman el Comité Nacional de Transporte están haciendo un seguimiento exhaustivo para verificar el grado de cumplimiento de dicho acuerdo.