Ayer por la tarde tuvo lugar una reunión entre el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) y las principales organizaciones de cargadores, Aecoc, Aeutransmer y Transprime.

En la misma los representantes de los transportistas plantearon la necesidad de abordar la modificación de la LOTT y de su régimen sancionador y la reforma de la Ley del Contrato de Transporte, para que contemplen un plazo máximo de pago de 30 días y la actualización del precio del transporte en función de la evolución del gasóleo, sin la posibilidad de que pueda existir pacto en contrario y sancionando a quienes incumplan.

Estas reivindicaciones, que desde el CNTC se consideran irrenunciables, han motivado que los cargadores no hayan aceptado esta propuesta, por lo que continúan sin avances las negociaciones para desarrollar los acuerdos firmados entre transportistas y cargadores el 19 de abril en Fomento.

Ante esta imposibilidad de consensuar una postura común, el CNTC ha decidido que trasladará estas reclamaciones a la Administración de forma unilateral, dentro de un conjunto de medidas urgentes que se presentarán a la ministra de Fomento, Ana Pastor, y a todo su equipo, a los que ya se les ha solicitado fecha para un primer encuentro.