La ampliación de las vacaciones por el Año Nuevo Chino con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus tendrá un claro impacto en los volúmenes de contenedores manipulados en los puertos chinos. La consultora Alphaliner calcula una reducción de más de seis millones de TEUs en el primer trimestre de 2020, lo que supondrá que el crecimiento de este tráfico a nivel mundial caerá un 0,7% en términos anuales.

Aunque será difícil medir la influencia total que tendrá el coronavirus hasta que los puertos no presenten sus tráficos del primer trimestre, los datos sobre las escalas semanales de portacontenedores en los recintos clave de China muestran un descenso del 20% desde el 20 de enero.

Además de las reducciones de servicios, las navieras están cancelando algunas de sus escalas en febrero por la reducción de los volúmenes transportados. No obstante, continúan cargando y descargando mercancías en todos los puertos chinos, excepto en el de Wuhan, donde las operaciones se suspendieron el 23 de enero.

Allí, se registró un tráfico de 1,7 millones de TEUs en 2019, lo que supone el 0,6% del tráfico total en el país. También la producción industrial se está viendo afectada por el coronavirus, especialmente en lo que se refiere a las exportaciones.

Problemas en los astilleros

Además, faltan trabajadores en los principales astilleros, pero las numerosas cancelaciones de vuelos están impidiendo reforzar las plantillas, y en las zonas más afectadas, se ha permitido ampliar el periodo vacacional.

Si bien esto no afectará en gran medida a las entregas de nuevos buques, pero sí a los trabajos de instalación de ‘scrubbers’ para que las navieras puedan adaptarse a la nueva normativa de la OMI, que ya acumulaban bastante retraso.

Muchos propietarios y operadores se han visto en la disyuntiva de tener que dejar sus buques inactivos en China hasta que puedan ser adaptados o viajar de nuevo con ellos hasta Europa o América utilizando los costosos combustibles que cumplen con la regulación, para poder realizar la reconversión en algún astillero en el segundo trimestre de 2020.