El coste laboral bruto total por trabajador y año ascendió el pasado 2019 en el transporte y almacenamiento a 33.583,09 euros, un 2,68% más que en 2018, ejercicio en el que el coste laboral bruto en el el sector quedó en los 32.705,42 euros por trabajador y año.

La cifra de 33.583,09 euros del transporte y la logística queda, por lo tanto, un 5,49% por encima de la media del país en 2019, que ese año ha permanecido en los 31.834,62, un 2,4% más que en 2017.

Por lo que respecta al transporte y la logística, del coste laboral bruto por trabajador y año en 2019, un total de 24.282,71 euros corresponden a sueldos y salarios, un 2,43% anual más.

Así mismo, 8.217,84 euros correspondieron a cotizaciones obligatorias, 149,12 euros a cotizaciones voluntarias, 352,89 euros a prestaciones sociales directas, 153,60 euros a indemnizaciones por despido, 90,53 euros a gastos en formación profesional, 19,63 euros a gastos en transporte, 17,52 euros a gastos de carácter social, 299,25 euros al resto de costes y 206,38 euros a subvenciones y deducciones.

Los costes laborales crecen en gran parte de los segmentos de actividad

Con mayor detalle, dentro del sector del transporte y el almacenamiento, el coste laboral total bruto por trabajador y mes terminó el pasado ejercicio en el segmento del transporte terrestre en los 31.841,83 euros, un 2,34% anual más, en el transporte marítimo ascendió a 39.279,96 euros, un 2,42% menos que en 2017, mientras que en el transporte aéreo se situó en los 54.376,25 euros, un 2,54% superior el de un año antes.

De igual modo, en el almacenamiento y actividades anexas al transporte el coste laboral ascendió un 1,29% anual en 2019, hasta un total de 37.230,94 euros por trabajador y año. Al mismo tiempo, en el segmento de actividades postales y de correo, el coste laboral quedó establecido el pasado ejercicio en los 23.837,74 euros por trabajador y año, un 7,12% más que en 2018.