Las Asociaciones Provinciales de Consignación integradas en la Asociación Española de Consignatarios de Buques, Asecob, han mantenido una reunión telemática para estudiar la situación actual en los puertos con motivo de la crisis sanitaria, que salvo excepciones, «empieza ya a tomar un sesgo extremadamente preocupante y sin visos de mejoría en el corto o medio plazo«.

En algunos casos, en puertos muy dependientes de tráficos como el de pasajeros, turismo o de bienes industriales de consumo como vehículos, las perspectivas son muy negativas. De hecho, aún no se conoce siquiera cómo va a ser la operación Paso del Estrecho, tras movilizar en 2019 a 3,3 millones de pasajeros y 760.000 vehículos.

En esta línea, se ha debatido sobre la problemática del atraque de larga estancia de cruceros sin pasaje, una actividad que podría significar un pequeño balón de oxígeno pero que a día de hoy es casi inexistente en España, salvo en Canarias. La limitación a un máximo de 40 personas de tripulación permitida para mantenimiento lo hace en muchas ocasiones inviable, de ser el atraque o fondeo finalmente autorizado por la Autoridad Portuaria, por lo que muchas veces los buques optan por acudir a países vecinos.

Esfuerzo de la comunidad portuaria

Todos los participantes en la reunión han coincidido en que será necesario un gran esfuerzo de toda la comunidad portuaria, tanto de prestadores de servicios, como consignatarios, navieras, cargadores, AAPP, OPPE, administración local y central e incluso trabajadores para ganar competitividad, tanto en costes como en eficiencia y calidad de servicio.

Desde Asecob, también han agradecido la gestión de Puertos del Estado para el reparto de Equipos de Protección Individual al personal de consignación que atiende los buques, aunque lamentablemente aún hay que lamentar alguna excepción. Asimismo, han vuelto a reclamar a la Administración poder tener representación de pleno derecho en los Consejos de Administración de las Autoridades Portuarias, amparados en la reforma legal de la Ley de Puertos y de la Marina Mercante.