la diputación Foral de Guipúzcoa ha finalizado la instalación de los pórticos para el cobro de peajes a los camiones

La diputación Foral de Guipúzcoa ha empezado a dar información concreta sobre impagos en los peajes.

Mientras se resuelven los pleitos judiciales interpuestos por transporte contra los peajes de camiones de la Diputación de Guipúzcoa, esta entidad aprovecha para seguir recogiendo jugosos ingresos, pese a lo dudoso de su procedencia, a juicio del sector.

A esto hay que añadir que durante los primeros meses de su entrada en vigor se produjeron numerosos casos de cobros indebidos a categorías de vehículos no sujetos al pago del peaje, como era el caso de los camiones y furgonetas de tonelaje inferior a 3,5 toneladas, o incluso de los camiones entre doce y 3,5 toneladas que, pese a estar sujetos al cobro de peaje, tienen una tarifa inferior a la de los camiones de tonelaje superior.

De igual modo, Fenadismer también reporta actuaciones de la concesionaria Bidegi en los procedimientos de notificación de deudas por presuntos impagos de peajes al paso de los camiones por los pórticos colocados en las referidas vías, que se han realizado sin especificar datos concretos y en los que, además, se obligaba a los transportistas a registrarse en su web con una tarjeta bancaria para proceder al pago de la presunta deuda.

Ante estas situaciones, Fenadismer interpuso en junio del pasado año la correspondiente denuncia y solicitud de amparo ante el Defensor del Pueblo Vasco por considerar que dichas actuaciones generaban una gran indefensión jurídica hacia los transportistas.

Como consecuencia de la denuncia presentada, la empresa pública de la Diputación de Guipúzcoa ha empezado a incluir en la información remitida a los transportistas sobre posibles impagos.

De igual modo, en lo que se refiere al procedimiento establecido por la autoridad provincial para sancionar y cobrar por vía de apremio los presuntos impagos del peaje, el Defensor del Pueblo considera que vulneran la legalidad vigente “al mezclar ambos procedimientos”, por lo que deberían “tramitarse de manera independiente, de conformidad con las formalidades y trámites previstos en la Norma Foral”, por lo que recomienda que se modifiquen los procedimientos establecidos.