Vehiculo electrico de UPS

Los vehículos que se beneficiarán de esta medida serán los propulsados por energías más limpias.

El Gobierno ha aprobado una modificación en el Reglamento General de Vehículos propuesto por UNO para dotar de más competitividad a los vehículos ecológicos. En concreto, la modificación adapta la normativa para permitir que las unidades propulsadas por combustibles alternativos puedan aumentar hasta en una tonelada su masa máxima autorizada.

De este modo, se pretende compensar el aumento de peso de estos vehículos respecto a los tradicionales, debido a las tecnologías y equipos que utilizan.

La orden ministerial que anuncia esta modificación confirma que era necesario «adaptar la normativa que regulaba esta materia para permitir la normal implantación de los vehículos ecológicos», y afirma que este incremento permitirá favorecer que las empresas que usen este tipo de vehículos no vean mermada su competitividad.

En concreto, los vehículos que se beneficiarán de esta medida serán los propulsados por energías más limpias. Desde UNO, consideran que se trata de un cambio positivo, ya que, hasta ahora, las empresas logísticas que utilizaban este tipo de unidades han tenido que transportar menos carga que en los vehículos tradicionales.

En este contexto, conviene destacar que en los primeros cinco meses del año las matriculaciones de vehículos híbridos y eléctricos han aumentado un 81,5%, con 24.000 unidades, una cantidad que, pese a la importante subida, todavía es «residual» en el mercado español.

Recientemente, además, ha entrado en vigor el Plan Movea 2017, una iniciativa dotada con un importe de 14,26 millones de euros con la que se fomentará la adquisición de vehículos eléctricos, de gas licuado de petróleo, de gas natural comprimido y licuado, y de pila de combustible de hidrógeno, así como de motos eléctricas.