Pese a que el comercio electrónico sigue avanzando a pasos agigantados en el mercado español, el sector del gran consumo parece haber puesto pie en pared para mantener su estatus como uno de los segmentos preferidos por los consumidores españoles.

En este sentido, el último ‘Barómetro Shopperview de Aecoc’ refleja que los compradores que utilizan el canal on-line como opción prioritaria para adquirir productos de gran consumo han bajado del 3,4% al 2,4% en tan solo un año, según indica correspondiente al primer semestre de 2019, con lo que el registro de las compras por internet como canal habitual para los productos de alimentación, droguería y perfumería se coloca en niveles de 2015, tras tocar techo en el primer semestre de 2018.

El canal de comercio electrónico también cae hasta el 23,4% en su índice de penetración en el mercado, que suma los usuarios que utilizan esta vía para sus compras ya sea de forma habitual, secundaria o esporádica.

Productos de cuidado e higiene personal, con un 75%, así como de droguería y limpieza, con un 62,7%, son los que más se compran a través de internet, mientras que, por contra, refrigerados, con un 27,1%, frescos, con un 25,8%, o congelados, con un 23,3%, son los menos adquiridos en este canal.

De igual modo, el análisis de Aecoc también apunta también a una consolidación de las tiendas ‘discount’ como segunda opción preferida para los consumidores a la hora de hacer sus compras, con un 13,8%, solo por detrás de los supermercados, con otro 65,6%, y por delante de los hipermercados como canal prioritario de los compradores.