El principal accionista de Panalpina, la Fundación Ernst Göhner, ha rechazado la propuesta de compra no vinculante presentada por DSV. Con un 46% de las acciones en su poder, la Fundación ha confirmado a la Junta Directiva que apoyará el desarrollo de una estrategia de crecimiento independiente, incluyendo posibles fusiones o adquisiciones.

La Junta seguirá revisando con sus asesores la propuesta, que contempla un precio aproximado de 170 francos suizos por acción (148,62 euros). En concreto, se entregarían 1,58 acciones de DSV y 55 francos suizos en metálico (48,08 euros) por cada participación de Panalpina.

La intención de la empresa danesa es constituir un operador logístico y de transporte con carácter mundial que tenga significativas oportunidades de crecimiento y un gran potencial para la creación de valor.

La combinación de ambos negocios generaría unos ingresos de más de 110.000 millones de coronas suizas (14.735 millones de euros) y un Ebitda de más de 7.000 millones de coronas suizas (937 millones de euros), excluyendo los posibles beneficios obtenidos a través de las posibles sinergias.

Para justificar su movimiento, el operador danés apela a su experiencia en proyectos de colaboración anteriores y destaca que los accionistas de Panalpina podrán participar en el proyecto conjunto, si finalmente se llevara a cabo la operación.