El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha recibido un total de 989 solicitudes de otros tantos transportistas autónomos que desean acceder al reparto que hace el Departamento de los 9.690.000 euros consignados para optar al abandono de la actividad.

Sin embargo, de esa cantidad, hay que detraer un máximo de 150.000 euros que se han reservado para pagar los potenciales recursos estimatorios que pudieran interponerse contra la distribución de estos fondos.

Así pues, se han otorgado ayudas a un total de 318 beneficiarios por un importe individual de 30.000 euros, mientras que, al tiempo, se han desestimado otras 497 solicitudes por agotamiento del crédito presupuestario y otras 175 no han cumplido con los requisitos legales para la concesión de estas ayudas.

El ministerio abre ahora un plazo de diez días hábiles para que aquellos autónomos que hayan optado a las ayudas y hayan quedado excluidos, puedan presentar alegaciones a través de la sede electrónica del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana mediante el correspondiente escrito de subsanación.

La cantidad global destinada por los Presupuestos Generales a estas ayudas al abandono del transporte supone una rebaja de un 0,92% con respecto a 2020.

Como en años anteriores, en primer lugar, se dará preferencia a quienes se les haya declarado incapacidad permanente absoluta, total o gran invalidez para el desempeño de la profesión de transportista.

Para los demás beneficiarios se ha elaborado una relación de posibles beneficiarios por orden descendente de edad, de tal manera que las ayudas se otorgan a los que ocupen los primeros lugares en la relación de beneficiarios.