El subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco ha visitado las instalaciones con las que contará el Puesto de Control Fronterizo de la nueva terminal de contenedores del puerto de Cádiz.

La Autoridad Portuaria ha invertido 4,3 millones en este edificio, que garantizará la eficiencia del puerto y su competitividad. En el futuro, estas dependencias permitirán la renovación y modernización de las instalaciones del PCF actual, contribuyendo a la mejora de los controles sanitarios en frontera y de la seguridad de importaciones y exportaciones.

Esta actuación forma parte de un proyecto más amplio, el de la Nueva Terminal de Contenedores, al que el puerto ha destinado 120 millones para potenciar el tráfico de contenedores, mejorar la atención a los cruceros y dar un paso esencial en las relaciones puerto-ciudad.

Entre los servicios del PCF, Sanidad Vegetal es el que mayor volumen de expedientes gestiona y en el que más han impactado los últimos acuerdos comerciales entre Boluda y Mercadona, con el envío de un barco diario a las Islas Canarias.

En 2020, este servicio inspeccionó una media de 2.000 partidas al mes, en la tónica de los dos años anteriores, mientras que el de Sanidad Exterior formalizó 156 partidas inspeccionadas, lo que supone un leve incremento. El de Sanidad Animal alcanzó los 162 certificados de importación o exportación, con un descenso achacable al Covid-19.

También realiza sus funciones en el PCF el departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria. Asimismo opera en este punto de control el Servicio Oficial de Inspecciones, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones, SOIVRE, que en 2020 inspeccionó 18.808 partidas, un 17,5% más que en 2019.

Además, en el primer trimestre de este año, se ha producido un aumento del 12% respecto a 2020. Actualmente, el PIF del puerto de Cádiz está ubicado en la terminal de contenedores del muelle Reina Sofía, pero está previsto su traslado a la nueva terminal de contenedores.