El grupo textil gallego Inditex parece haber recuperado durante el pasado mes de octubre los niveles de actividad y ventas que tenía antes de la irrupción de la crisis sanitaria.

Además de la recuperación del canal físico casi plenamente en gran parte de los mercados en que tiene presencia, el canal on-line se ha convertido en una de las principales fortalezas de la multinacional, con un aumento de sus ventas durante el tercer trimestre de un 75% anual.

Así pues, el principal secreto de la estrategia de Inditex en estos duros meses se encuentra en su integración omnicanal y en la avanzada gestión de inventario realizada mediante nuevas herramientas tecnológicas.

Entre enero y octubre de 2020, Inditex ha seguido profundizando en esta estrategia, desarrollando una plataforma tecnológica propia y expandiendo su sistema de gestión integrada del stock mediante radiofrecuencia, que ya está operativo en 6.000 tiendas del grupo.

Merced a este sistema, la compañía gallega está en disposición de aprovechar los inventarios disponibles en tienda para completar pedidos on-line y, de este modo, mediante la optimización de existencias en sus establecimientos mejorar la asignación de inventario, lo que redunda en una mayor disponibilidad de producto y ventas a precio completo, así comol en una fuerte generación de caja.

De igual modo, Inditex también achaca gran parte del buen comportamiento de su margen bruto durante el tercer trimestre de 2020 al papel clave que juega la flexibilidad de su cadena de suministro.