barco abandonado en la playa

El Parlamento Europeo ha aprobado en Estrasburgo una nueva regulación sobre el reciclaje de barcos. Esta regulación es el resultado del compromiso adquirido el pasado junio entre el Consejo, el Parlamento y la Comisión.

La nueva regulación permitirá que los barcos pertenecientes a los estados de la Unión Europea puedan ser reciclados fuera de la Unión. Esta nueva regulación pretende acabar definitivamente con el «beaching», por el que los barcos se abandonaban y desguazaban en las playas, lo que implicaba graves consecuencias para el medio ambiente.

La organización europea de puertos marítimos ESPO, pretende que el cumplimiento de estas normas sean supervisadas mediante inspecciones y evaluaciones de la Comisión con la ayuda de las ONGs. 

Conforme a la nueva regulación, ESPO requiere a la Comisión para que realice un proyecto que asegure la viabilidad de la regulación, tres años después de su entrada en vigor.

La regulación sobre el reciclaje de barcos tiene un gran impacto social y medioambiental. Por eso, Isabelle Ryckbost, secretaria general de ESPO pide a los estados miembros que ratifiquen lo antes posible la convención internacional de 2009 celebrada en Hong Kong.

Esta convención persigue la garantía del reciclaje de barcos sin suponer un riesgo innecesario para la salud humana y la seguridad o el medio ambiente. Está previsto que el Consejo ponga en marcha la nueva legislación próximamente.