Corredor Mediterráneo

El Comité de Transporte del Parlamento Europeo aprobó el martes el nuevo reglamento, de obligado cumplimiento, que define las nuevas Redes Transeuropeas de Transporte por 30 votos a favor, 5 en contra y 5 abstenciones.

Este voto favorable confirma como válida la metodología de la Comisión Europea así como los proyectos de la red principal que ya había identificado el mapa publicado en octubre de 2011. De esta forma, el corredor del Mediterráneo queda confirmado como prioritario para la Comisión Europea, a diferencia del corredor central de los Pirineo que no ha sido incluido a pesar de los intentos hechos por PP y PSOE.

No obstante, gracias a la aprobación de un compromiso que respeta la metodología de la CE, varios nodos han podido ser añadidos a la red, como por ejemplo los aeropuertos de Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Málaga, así como las plataformas multimodales de Murcia y Zaragoza.

Más allá de este hecho, los comités de Transporte, Industria y Energía, han dado luz verde a la regulación del “Connecting Europe Facility”, que proporcionará los fondos para la construcción de las redes de transporte por 80 votos a favor, 8 en contra y 5 abstenciones. Los eurodiputados de PP y PSOE han conseguido en este caso que, de cara en 2023, la Comisión Europea pueda utilizar fondos públicos europeos para financiar un nuevo estudio sobre la viabilidad del corredor central de los Pirineo.

El resultado de la votación tendrá que ser confirmado por el plenario del Parlamente Europeo que podría hacerse el próximo mes de enero. A partir de aquel momento empezará el “trílog”, la negociación final entre la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo (Estados).