Con lo más duro de la crisis sanitaria ya atrás, las instalaciones del PIF de Algeciras que gestiona Docks han recuperado el 100% de sus inspecciones físicas y está actualmente a los niveles existentes anteriormente a la situación excepcional generada con la instauración del estado de alarma.

Con la crisis Docks, actual concesionaria para la gestión del Puesto de Inspección Fitosanitaria del puerto de Algeciras, optó por hacer un ERTE a sus trabajadores de esta instalación portuaria algecireña durante la crisis sanitaria, ya que el tráfico del enclave con África disminuyó de manera drástica, tanto en entradas, como en salidas de mercancías.

Ahora, los trabajadores ven con optimismo su futuro, según confirma Coordinadora en un reciente comunicado, ya que entienden que es cuestión de días la vuelta de la totalidad de la plantilla a su puesto, con lo que se reduciría la sobrecarga de trabajo que ha provocado el recorte de personal del PIF.

En este sentido, el regreso, además de ser fundamental para los propios trabajadores, también es importante para las empresas de la comunidad portuaria y la economía de la comarca en general.

Las inspecciones son un aspecto fundamental de tráfico de mercancías del recinto portuario andaluz, especialmente para los movimientos de importación y exportación de productos alimentarios.