La noruega Havyard, especializada en el desarrollo de nuevas tecnologías para el sector marítimo, ha empezado a trabajar junto a Norwegian Electric Systems en un nuevo proyecto para el desarrollo de una pila de hidrógeno que pueda ser utilizada para la propulsión de grandes buques, generando cero emisiones.

Ambos han firmado un contrato con Linde Engineering y PowerCell Sweden para la construcción de los tanques de hidrógeno y las pilas de combustible, lo que supone un paso más en su objetivo de contar con una solución basada en el hidrógeno y lista para su certificación.

Las pilas de combustible serán similares a la tecnología de baterías que Norwegian Electric Systems ya ha instalado en numerosos ferries. El principal desafío reside en el desarrollo de un sistema suficientemente potente como para ser instalado a bordo del nuevo buque Havila Kystruten, de 122 metros de eslora, que será entregado en el año 2021 y operará entre las ciudades noruegas de Bergen y Kirkenes.

Posteriormente se utilizará el mismo sistema en otros tres buques de Havila, que también navegarán por aguas noruegas y necesitan adaptarse a unas regulaciones medioambientales cada vez más exigentes.

Este proyecto será clave para poder trabajar en nuevas soluciones para todo tipo de embarcaciones. La idea es realizar un diseño modular que pueda ser instalado tanto en buques de nueva construcción como en otros ya existentes.