A falta de un trimestre para el cierre del ejercicio 2020, el puerto de Algeciras ya ha superado los 80 millones de toneladas de mercancías, lo que supone una caída del 3,1% en los primeros nueve meses.

En septiembre, se han registrado buenos datos en el ámbito de la mercancía general, que han compensado la caída de los graneles. En el acumulado del año, la mercancía general suma 55,5 millones de toneladas, un 0,8% más, de las que 48,9 millones corresponden a mercancía contenerizada, que ha aumentado un 0,9%.

Medida en TEUs, esta actividad ha supuesto un movimiento de casi 3,8 millones, un 1,4% menos, siendo el tránsito nacional y los contenedores llenos de importación los que mejor comportamiento registran.

En cuanto a los graneles, la carga y descarga de los líquidos se ha reducido un 6,9% hasta los 21,7 millones de toneladas, mientras los sólidos han caído un 57% hasta las 366.616 toneladas.

El bunkering acumula 1,3 millones de toneladas, un 24,4% menos, habiéndose reducido en un 67% el suministro en atraque. Por el contrario, el volumen de combustible suministrado en fondeo ha repuntado un 25% y las escalas para avituallamiento han aumentado un 22%.

En cuanto a los tráficos del Estrecho, la línea entre Algeciras y Tánger Med suma ya 245.250 camiones y semirremolques, que implican un ascenso del 2,5%, pero la que une el puerto con el de Ceuta ha registrado una caída del 33,2%.

Además, han embarcado 1,3 millones de pasajeros y 247.916 turismos, lo que supone un descenso del 73,9% y el 75,6% respectivamente, debido a la cancelación de la OPE en 2020.

En cualquier caso, el puerto ha logrado situarse en el segundo trimestre en el Top 20 mundial de conectividad portuaria, según los datos de la UNCTAD, gracias a la apuesta de navieras y alianzas por esta instalación.