Manipulación de graneles en el puerto de Alicante

Manipulación de graneles en el puerto de Alicante.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante, Juan Antonio Gisbert ha anunciado que el puerto ya ha recibido la exigencia de licencia medioambiental por parte del Ayuntamiento de Alicante para llevar a cabo la carga y descarga de graneles sólidos en el Muelle 17.

Según han denunciado los vecinos de uno de los barrios colindantes, Gran Vía Sur, esta actividad de carga y descarga desprende polvo que puede ser perjudicial para la salud, aunque el presidente ha indicado que las emisiones, controladas por las mediciones que realiza el propio puerto, están dentro de lo normal.

Ante esta situación, Gisbert también ha asegurado que su «intención» es realizar los cambios propuestos para mejorar esta actividad, aunque ha pedido tiempo. Además, ha solicitado al ayuntamiento que aclare «formalmente» si es el puerto o las empresas afectadas las que tienen que aplicar las medidas correctoras.

Asimismo, ha declarado su idea de que, en un futuro, realice un cambio en los requisitos exigibles en las licencias otorgadas por el puerto a las empresas que operan actualmente en el Muelle 17.

Primer tren de mercancías

En cuanto a los futuros retos para la Autoridad Portuaria de Alicante, los objetivos prioritarios serán recuperar el tráfico de mercancías, sin dejar de potenciar el de cruceros, con mayores conexiones con puertos transoceánicos, como el caso de Malta.

En septiembre del pasado año 2014, se daba por recuperada la conexión ferroviaria para el puerto de Alicante, lo que abría la posibilidad para que puedan entrar y salir trenes del puerto a la red general de manera directa, con composiciones de 500 y 600 metros.

A este respecto, el 19 de noviembre llegará al puerto el primer tren con contenedores al puerto.