Vista aérea del puerto de Avilés.

El puerto de Avilés tiene el segundo peor índice de conectividad de todo el sistema portuario español, solo superado por el puerto de Motril, según refleja una estadística que actualiza periódicamente la Conferencia de Naciones Unidas de Comercio y Desarrollo (UNCTAD).  Un dato que preocupa al presidente de la Autoridad Portuaria local, Santiago Rodríguez Vega, no tanto por su repercusión a corto plazo, dado que el puerto no está en estos momentos con la necesidad imperiosa de buscar nuevos tráficos, pero sí por el impacto futuro que puede tener esta estadística.

Las diez empresas que sostienen en pie la economía del puerto están hoy, pero nadie puede decir qué pasará mañana», razona Rodríguez Vega. Por ello el presidente ha trazado un plan que tiene por objetivo sentar en este mandato las bases que permitan mejorar las conexiones de la dársena e impulsar proyectos que pongan a Avilés en el “mapa” del Arco Atlántico, según anunció Rodríguez Vega, que el pasado jueves avanzó sus propósitos en esta materia en el transcurso de una charla organizada por el Club La Nueva España de Avilés.

El deseo de mejorar la conectividad portuaria de Avilés parte del temor a que la decena de empresas que ahora mismo proporciona el 90% de la mercancía que mueve el puerto y el 80% de los ingresos flaqueen algún día o decidan cambiar de aires. En un mundo tan cambiante, se preguntó el presidente del puerto asturiano, qué le garantiza a Avilés que una o varias de sus empresas no se vayan algún día a otro enclave.

Sin prisas, pero sin pausas

Por ello, el objetivo del responsable es mejorar la conectividad del puerto “sin prisa pero sin pausa” con el fin de que en el futuro los muelles estén en condiciones de aspirar a nuevos tráficos y posibilite que Avilés sea la terminal marítima elegida por hipotéticos clientes que en el futuro busquen puertas por donde exportar o importar.

Según explicó el presidente, y recoge La Nueva España, la primera mejora de la conectividad portuaria de Avilés pasa por la consignación en el presupuesto del año en curso de 3,5 millones de euros para acometer las obras que permitan conectar los nuevos muelles de la margen derecha de la ría con la red ferroviaria a la altura de Nubledo (Corvera). En este sentido hay negociaciones abiertas con Arcelor para aprovechar su tendido ferroviario, que llega a la dársena de San Agustín.

Además, habrá que prolongar las vías hasta hacerlas llegar a los muelles de Valliniello. «Confío en que las obras comiencen este mismo año», comentó Rodríguez Vega.