Inaugurada la terminal de Tradebe del puerto de Barcelona

Inauguración de la terminal de Tradebe del puerto de Barcelona.

El puerto de Barcelona avanza en su objetivo de convertirse en un hub de productos petrolíferos con la inauguración este jueves de la terminal de Hidrocarburos de Tradebe, ubicada en el Muelle de la  Energia y que ha supuesto una inversión de 65 millones de euros.

La ministra de Fomento Ana Pastor ha añadido que la nueva terminal de hidrocarburos es señal de que el puerto de Barcelona «va para arriba«, y ha resaltado la importancia de la inversión privada para llevar a cabo proyectos. Pastor ha señalado que la especialización de terminales en el puerto ha resultado clave para lograr la máxima eficiencia en el aprovechamiento de los espacios e instalaciones portuarios.

Próxima licitación del acceso ferroviario

Durante el acto, Pastor, ha anunciado la próxima licitación del acceso ferroviario al puerto de Barcelona, una vez estén finalizados el proyecto de infraestructura, vía y electrificación de la primera fase del nuevo acceso ferroviario y el de su conexión con la terminal de Can Tunís.

La Autoridad Portuaria de Barcelona, en coordinación con el Ministerio de Fomento, redactará el proyecto y licitará las obras de la playa de vías y la conexión con la red ferroviaria, con un presupuesto de licitación de 50 millones de euros, que se desarrollan sobre terrenos portuarios.

En el conjunto de puertos españoles, la inversión privada en 2012 alcanzó los 700 millones, estando previsto que supere los 1.000 este año.

Por su parte el presidente del puerto, Sixte Cambra ha destacado que la nueva terminal de Tradebe ha reforzado al puerto de Barcelona «como primer hub de productos petrolíferos del Mediterráneo occidental«, y ha indicado que se han invertido más de 176 millones de euros en los últimos cuatro años en el Muelle de la Energia, de los que 152 son inversión privada y los 24 restantes pública.

El puerto hub petrolífero

La terminal cuenta con 29 tanques de almacén que ofrecen una capacidad de 453.000 m³ repartidos en dos parcelas que están conectadas. La primera está habilitada para almacenar hidrocarburos ligeros, como el queroseno y la gasolina, mientras que la segunda para almacenar fuel y diesel.

Está conectada a tres puntos de atraque, a la red de la compañía CLH, y a cinco estaciones de carga de cisternas, que son infraestructuras que permiten cargar camiones de hasta 24 toneladas en menos de 20 minutos.

Cabe destacar la conexión al punto de atraque 34B, construido por el puerto de Barcelona en 2011 y que ofrece un calado de 16 m, lo que permite llevar a las terminales embarcaciones de hidrocarburos que no tienen acceso a ninguna otra terminal del Mediterráneo, a excepción de los puertos donde existen refinerías.