La Autoridad Portuaria de Cartagena ha cerrado 2020 situándose en el primer puesto del ranking nacional en cuanto al tráfico de comercio exterior.

A pesar de la pandemia, ha mantenido su liderazgo en importaciones en España y consolidado el quinto puesto en exportaciones, gracias a un proceso de diversificación de tráficos y a la creación de nuevas líneas de negocio.

Además, el puerto ha impulsado nuevas líneas marítimas a Reino Unido y Francia, presentándose como una alternativa al transporte por carretera y como un aliado de las empresas exportadoras de la región y su área de influencia.

Este trabajo ha permitido que, a pesar de la crisis económica, sea uno de los puertos españoles que menos ha sufrido la caída de tráficos, manteniéndose en cuarta posición en este ámbito y como primer puerto de España en tráfico de graneles.

En el ámbito de los graneles líquidos, que representan alrededor del 77% de su volumen de negocio, se han superado los 25 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 3,44%.

Esto se debe a que la reducción de la movilidad durante el estado de alarma provocó un menor consumo de combustible. Sin embargo, siguen siendo el primer puerto en exportación e importación y ha aumentado el tráfico de gas natural licuado.

En cuanto a graneles sólidos, las cifras se acercan a los 6,7 millones de toneladas, un 2,57% menos que 2019. Aunque se ha reducido la importación de cereales, se ha compensado con nuevos tráficos, como la chatarra, que ha crecido un 262%, el carbón, que ha repuntado un 36%, o la sal.

Junto con la mercancía general, que ha superado el millón de toneladas, el tráfico total ha superado los 33 millones de toneladas en 2020, un 3,64% menos que en 2019. La cifra es muy inferior a la media nacional, que se ha reducido en un 8,64%.