La Autoridad Portuaria de Castellón ha anunciado esta misma semana la puesta en marcha de su nuevo plan estratégico, con la vista puesta en la ZAL, así como en el desarrollo de las dársenas norte y sur del enclave.

Así pues, el documento cuenta con cinco líneas estratégicas que articulan un total de 19 objetivos dirigidos al crecimiento del recinto portuario castellonense a través de iniciativas de innovación y sostenibilidad.

En concreto, las cinco líneas estratégicas hacen referencia al crecimiento azul, al desarrollo diversificado, al impacto social de la actividad portuaria, a la competitividad del enclave y a la gestión avanzada de la Autoridad Portuaria.

Así pues, dentro de la dimensión económica y social del puerto, los responsables del enclave pretenden optimizar el ratio de inversión privada y pública, aumentar el volumen de negocio manteniendo una rentabilidad adecuada y ser reconocidos como agentes clave de desarrollo sostenible.

En este sentido, la Autoridad Portuaria pretende desarrollar un plan para la mejora de la competitividad de los servicios, que se canalizará a través del Comité de Servicios Portuarios y que servirá para revisar los pliegos de prescripciones particulares de diversos servicios, así como para implantar una plataforma Port Community System para agilizar procesos y reducir burocracia.

Buscar nuevos clientes y nuevos tráficos

Con respecto a los clientes y el entorno, el puerto se centrará en atraer nuevos clientes industriales, aumentar el tráfico de contenedores equilibrado importaciones y exportaciones, así como en mantener su posición en graneles.

Para ello se potenciará la dársena sur con la creación de un equipo de trabajo para buscar subvenciones e inversiones privadas, al tiempo que se gestionarán nuevas líneas de atraque en esta infraestructura portuaria

La Autoridad Portuaria pretende desarrollar un plan para la mejora de la competitividad de los servicios, que se canalizará a través del Comité de Servicios Portuarios.

Por otra parte, dentro del impacto social del puerto, se desarrollarán nuevos negocios, especialmente de valor añadido, se buscará un compromiso activo con los objetivos de desarrollo sostenible y se mejorará la relación entre el puerto y la ciudad, a través de un plan de mejora de la integración puerto-ciudad.

En lo que se refiere a procesos, el puerto de Castellón tiene la intención de ampliar su foreland hacia Asia y América, ampliar su hinterland potenciando la multimodalidad y las conexiones con plataformas logísticas, así como de optimizar el uso de las infraestructuras y mejorar el mantenimiento de las instalaciones.

De igual modo, por lo que respecta al crecimiento azul se quiere mejorar la sostenibilidad de los servicios a precios competitivos y contribuir a la generación de un hub de conocimiento logístico-portuario.

En este terreno destaca el lanzamiento de un plan para la mejora medioambiental que, entre otros aspectos, buscará el incremento de las superficies cerradas y semicerradas para tráficos de graneles sólidos.

En cuanto a los recursos, el puerto incidirá en su transformación digital para garantizar la seguridad y la protección, especialmente por medio de un plan de aceleración de la innovación tecnológica.

Finalmente también se buscará aumentar la cohesión de la comunidad portuaria y alinear el capital humano con la estrategia, merced a un plan de comunicación interna.