El Ministerio de Hacienda ha dado luz verde a la venta del antiguo edificio de aduanas a la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao, que procederá en los próximos días a su adquisición para posteriormente rehabilitarlo. En total, abonará 203.836 euros por este inmueble ubicado en la zona de Curuxeiras.

Se trata de un edificio de planta baja y tres alturas, con una superficie de 701 m², que se encuentra visiblemente deteriorado pese a su elevado valor arquitectónico. Una vez reformado, acogerá las dependencias vinculadas con la representación oficial de la Autoridad Portuaria.

Entre otras aplicaciones que se están estudiando, podría alojar una sala de usos institucionales, el archivo histórico y, abiertos a la ciudadanía, un salón de actos y una sala de exposiciones. De esta manera, el inmueble donde ahora se organizan las muestras pictóricas y fotográficas, en el entorno de la Ranita, podrá ser destinado a control de fronteras.

Esta actuación contribuirá a poner en valor la fachada marítima de Ferrol, junto con la recuperación de la vieja Comandancia Naval y la desafectación de la Casa del Mar para que pueda funcionar con usos turísticos.

En el caso de la Comandancia Naval, las obras se encuentran ya en fase de licitación y las constructoras interesadas tienen hasta el 9 de junio para formular sus ofertas, con un presupuesto máximo de 1.580.317,43 euros más IVA y un plazo de ejecución de 21 meses.

Construida en 1931, se integrará con la actual sede de la Autoridad Portuaria, dando lugar a un único edificio con dos bloques que quedarán conectados por sus plantas bajas y unidos por sus semisótanos.