El puerto de Marin impulsa la implantacion del Deposito de Inmovilizacion para las instalaciones frigorificasLa Autoridad Portuaria de Marín ha expuesto a la industria frigorífica ubicada en el recinto portuario las ventajas de que las instalaciones de frío que mueven mercancía de terceros países cuenten con un depósito de inmovilización así como los requisitos necesarios para tramitar esta solicitud.

La figura de depósito o almacén de inmovilización permite que los productos permanezcan en las propias instalaciones frigoríficas bajo la supervisión de la Inspección a la espera de los resultados de las pruebas de laboratorio o hasta la finalización de los controles sanitarios o veterinarios correspondientes antes de proceder a su despacho final .

El depósito de inmovilización evita que la mercancía pueda ser alterada, sustituida o modificado su embalaje, garantizando su conservación en el estado en el que se encuentre y que los diferentes bultos de una partida no se separen en diferentes localizaciones.

Además, garantiza que no se almacenen conjuntamente los productos inmovilizados para inspección junto al resto de mercancía. Todo ello redunda en una mejora de los procesos de inspección de mercancías y los controles sanitarios de las mismas, estén o no destinadas al consumo humano.

La autorización de una instalación como almacén de inmovilización le corresponde a la Dirección General de Salud Pública y Sanidad Exterior del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad a través de la Subdirección General de Sanidad Exterior, así como cualquier modificación que se realice en la misma. De igual modo, es la responsable de suspender o retirar la autorización otorgada en caso de incumplimiento de las condiciones necesarias.

El puerto de Marín es un gran centro logístico para la recepción, elaboración y distribución de productos congelados de pescado y cuenta en total con una capacidad de almacenamiento frigorífico superior a los 230.000 m³.