La Autoridad Portuaria de Motril ha presentado a la Unión Europea un proyecto para producir en torno a tres megavatios de energía con la instalación de marquesinas fotovoltaicas de gran altura sobre los 40.000 m² de superficie de la ZAL donde se van a ubicar los nuevos preembarques para las líneas marítimas regulares con el norte de África.

La iniciativa, en la que particupan Grupo Cuerva, Citec y Siemens, tiene un presupuesto total de 7,5 millones de euros, con una tasa de cofinanciación del 60%, de los que el puerto nazarí aporta 1,7 millones y el resto, la iniciativa privada. Además, se quiere contar con la financiación de los Fondos de Innovación de Pequeña Escala de la Unión Europea.

Por otra parte, independientemente de la generación de energía, el proyecto también tiene un componente de innovación, puesto que permitirá monitorizar la red eléctrica interna del puerto con un sistema capaz de alternar diferentes tipos de energías.

Así mismo, la iniciativa se completa con el almacenamiento de la energía solar excedente, de forma que no haya que derivarla a la red.

Este proyecto surge al amparo del plan director eléctrico del enclave portuario motrileño que pretende convertir al puerto en una isla energética para conseguir mejorar los sistemas gestión y, por tanto, abaratar los costes de producción y trasladarlas a las empresas concesionarias.