El petrolero Leni P, con 274,39 metros de eslora y 48,03 metros de manga, ha atracado durante 24 horas en el pantalón de Asesa en el puerto de Tarragona. Sus características, entre las que también destacan su calado de 17,02 metros y un registro bruto de 81.509 toneladas, lo convierten en uno de los barcos más grandes que ha operado en estas instalaciones.

La embarcación, con capacidad para 158.000 toneladas, ha descargado en el puerto 24.800 toneladas de crudo que servirán para suministrar materia prima a la planta de elaboración de betún asiático y otros derivados.

El barco ha tenido que realizar una descarga parcial previa en otro puerto, ya que el calado del pantalán era insuficiente para que accediera totalmente cargado. De hecho, las grandes dimensiones del Leni P cubren las dimensiones máximas de los barcos que pueden acoger las instalaciones portuarias.

El tráfico de betún asfáltico en el puerto ha registrado una media de más de 800.000 toneladas en los últimos cuatro años. Así, en 2016 se movieron 814.673 toneladas y en 2017 otras 882.930 toneladas, llegando en 2018 a las 963.000 y en 2019 a casi 735.000.

Además, conviene apuntar que Asesa está realizando inversiones por valor de 30 millones de euros, dentro de su Plan Estratégico 2016-2020, con el objetivo de renovar, realizar mejoras y nuevas instalaciones en la planta de Tarragona.