La pandemia del coronavirus y el obligado confinamiento han cambiado la forma de trabajar de gran parte de la plantilla del puerto de Tarragona, que ha diseñado un asistente virtual para dar soporte y facilitar a sus trabajadores el acceso a la información y recursos relacionados con el trabajo no presencial.

El nuevo DIGIBot nace de un proyecto de tecnologías 4.0 que se enmarca dentro de la estrategia de transformación digital del puerto. Se trata, además, del primer paso para comenzar a trabajar en la automatización de tareas repetitivas y sencillas dentro de la instalación.

La Autoridad Portuaria, que ya estaba implementando un plan de digitalización, ha conseguido con ello que esta nueva situación no supusiera un trastorno para la actividad de esta infraestructura clave. El proceso ha consistido en incorporar los avances tecnológicos en la gestión y la logística de la infraestructura portuaria, lo que ha permitido hacer frente de forma ágil al confinamiento de los empleados.

Al mismo tiempo, ha aumentado la competitividad del puerto, al poder afrontar con garantías los retos que plantea la revolución tecnológica en el entorno portuario. Hasta ahora, se han invertido muchos esfuerzos en incorporar las ventajas de la digitalización en ámbitos como la atención al cliente, así como también en mejorar la velocidad y eficiencia de los procesos logísticos y los flujos de información.