La Terminal de Contenedores de Tenerife ha acogido durante el primer fin de semana de enero la primera operativa de transbordo de contenedores del año, protagonizada por los buques BSL Cape Town y San Vicente, fletados por Maersk y consignados por Marítima del Mediterráneo.

El primero atracó en las instalaciones procedente de Costa de Marfil para embarcar 300 contenedores que el 27 de diciembre había dejado en la terminal el Maersk Yorktown. La nave, de 210 metros de eslora y con 26.833 toneladas de registro bruto, partió el día 3 de enero rumbo a Tánger.

Posteriormente, llegó al puerto el portacontenedores San Vicente, de 300 metros de eslora y 94.930 toneladas de registro bruto, para la descarga de 500 contenedores, que ha finalizado el lunes dia 4.

Estos contenedores refrigerados han sido depositados provisionalmente en TCTenerife, pero volverán a estibarse en buques de menor envergadura que la trasladarán a puertos de la costa oeste africana. Se potencia así la diversificación de la actividad portuaria en la instalación tinerfeña, que refuerza su conectividad con África.