El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha hecho un llamamiento al consenso para acometer el proyecto de la nueva terminal de contenedores en la ampliación norte, durante una conferencia en el Club de Encuentro Manuel Broseta. 

Durante el proceso de alegaciones, se ha aceptado introducir dos importantes modificaciones, acreditadas por informes externos. En concreto, un informe encargado a Cedex avala que se pueda prescindir de la prolongación del dique de abrigo, y TIL ha indicado que el dragado actual, de menos 18 metros, es suficiente para la operatividad de los buques.

Con estas modificaciones se hace menos necesaria una nueva Declaración de Impacto Ambiental, dado que las obras a realizar van a ser estrictamente interiores y no habrá un incremento significativo de las emisiones a la atmósfera, ni de los vertidos a cauces públicos o al litoral.

Tampoco se prevé un incremento en la generación de residuos ni en la utilización de recursos naturales, ni una afección a espacios protegidos de la Red Natura 2000. Por tanto, los servicios jurídicos coinciden en que la DIA de 2007 sigue vigente.

Terminal automatizada

El proyecto contempla una terminal automatizada con una instalación completamente electrificada que garantizará la intermodalidad ferroviaria gracias a seis vías de 1.000 metros de longitud, con capacidad para atender 305.000 TEUs al año.

Además, según Martínez, será la más avanzada medioambientalmente del mundo, ya que se facilitará el suministro eléctrico a los buques y el 98% de la maquinaria será eléctrica. En esta línea, toda la energía consumida procederá de fuentes renovables.