Con motivo de la conferencia europea ‘Our Ocean‘, que se celebrará en el mes de diciembre en Palau, la Autoridad Portuaria de Vigo presentará nuevamente en Europa su compromiso de mejora ambiental y cambio climático como Puerto Verde.

Allí, se comprometerá a ser sumidero de CO2 de cara a 2030, lo que supone que absorberá más CO2 del que emite, convirtiéndose en un agente activo en la lucha contra el cambio climático y marcando el camino a seguir en la defensa del medio ambiente ante otras instituciones y organismos.

Ya en 2017, en la última edición de esta conferencia, fue el primer puerto del mundo en presentar su compromiso de reducir en un 30% sus emisiones de CO2, SOX y NOX, obteniendo una autosuficiencia energética del 3% para el año 2022.

Para lograrlo, se propuso adoptar medidas que fomentaran el uso de GNL y la absorción de CO2 por parte de las algas, así como la puesta en marcha de un proyecto piloto para el pleno autoabastecimiento con energías limpias para el Parque Nacional de las Islas Atlánticas.

También se comprometió a realizar actividades para la sensibilización y formación de al menos 1.000 usuarios del puerto de Vigo acerca de la necesidad de una energía limpia y azul. Aunque el objetivo se fijó en 2022, tres años después, se puede decir que está a punto de alcanzar su compromiso energético.

De hecho, ya ha logrado reducir en un 26% sus emisiones en términos totales, un porcentaje que se eleva hasta el 30% si se tienen en cuenta las emisiones respecto al movimiento total de mercancías, ya que la huella de carbono total del puerto se redujo y han aumentado los tráficos en más de un 6%.

La Autoridad Portuaria dará por cumplido totalmente su compromiso con la instalación de paneles solares en el edificio de la Lonja, consiguiendo tanto la reducción del 30% de sus emisiones totales, como la autosuficiencia energética del 3%.