El pasado 2020, pese a las dificultades generadas por la crisis sanitaria, se ha convertido en un ejercicio clave en la transformación estratégica de Inditex hacia un modelo de integración omnicanal.

Este proceso, iniciado en 2012 y al que se han dedicado más de 11.000 millones de euros de inversión, ha permitido a la compañía alcanzar el objetivo de lograr una plataforma plenamente integrada y sostenible de tiendas y on-line, que actúa en 216 mercados de todo el mundo.

En 2020, la multinacional textil gallega incorporó 25 mercados on-line y abrió nuevas tiendas en 29 mercados, al tiempo que completó su programa de eco-eficiencia en toda su plataforma comercial.

De igual modo, el año pasado se ha producido el despliegue del sistema de gestión integrada de inventarios, disponible en 5.777 tiendas en 89 mercados y que ha permitido distribuir desde tienda 46 millones de pedidos por un importe total de 1.155 millones de euros, algo que ha sido crítico durante los períodos de confinamientos y cierre de tiendas, sobre todo en momentos en que hasta el 88% de ellas estaban cerradas al mismo tiempo.

En esta misma línea, la compañía tiene previsto invertir hasta 2022 otros 2.700 millones de euros adicionales en su transformación, de los que 1.000 se invierten en digitalización y 1.700 millones en incorporación de las últimas tecnologías a sus tiendas

Además, estas inversiones permitirán el pleno desarrollo de la plataforma tecnológica propia, la denominada ‘Inditex Open Platform’, que constituye una auténtica reproducción digital en una nube híbrida de cada una de las fases del modelo de negocio de Inditex y que integra todo el ciclo de vida del producto.