Anfac, Sernauto, Faconauto y Ganvam han reclamado la unificación del diálogo del sector de la automoción en una sola voz eficaz y de alto nivel para evitar ineficiencias entre administraciones.

Se pretende así recuperar la misma unidad de acción que permitió lanzar en junio el Plan de Impulso a la Cadena de Valor del Sector de la Automoción, con iniciativas de corto, medio y largo plazo que buscaban la recuperación y la transformación del sector hacia la movilidad del futuro.

Sin embargo, se han puesto en marcha medidas que no responden a este modelo, como la subida del Impuesto de Matriculación, que tendrá un impacto negativo en la recuperación del sector y envejecerá aún más el parque automovilístico.

Igualmente, los planes Renove y Moves II no están cumpliendo sus objetivos por contar con poca dotación, ser complejos en su aplicación o tener un reparto no acorde con el mercado.

En este sentido, creen que es necesario contar con planes de desarrollo e innovación para atraer inversiones de futuro y sacar el máximo partido posible a los fondos de recuperación europeos, con la puesta en marcha de medidas para reactivar el mercado y la producción.

Reactivar la demanda

Además, los fabricantes de automoción y de componentes, así como los representantes de los concesionarios, distribución y comercialización de vehículos, han querido mostrar su preocupación y alertar de la “situación insostenible” que atraviesa el sector.

La prioridad a corto plazo sigue siendo impulsar la demanda, porque no pueden permitirse un año 2021 en las mismas cifras con las que acabará este año. Al mismo tiempo, si no se reactiva la demanda, continuará el envejecimiento del parque, con casi 13 años de media, retrasándose la descarbonización de la movilidad.

Desde las Administraciones Públicas, se debe favorecer la inversión en I+D+i y en proyectos industriales ligados a la movilidad segura, sostenible y conectada, impulsando también la desgravación fiscal de la innovación incluso para las empresas de mayor tamaño.

Por último, han reclamado que la Mesa de la Automoción, liderada por el Ministerio de Industria, cumpla su papel de foro en el que participen las administraciones y el sector, que se pongan en marcha los grupos de trabajo y que contribuya a activar el modelo de futuro que necesita el sector.