Las asociaciones Anfac, Sernauto, Faconauto y Ganvam han presentado su nuevo plan de choque de medidas urgentes para la recuperación del sector de la automoción en una reunión con la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, la ministra de Industria, Reyes Maroto, y el director de Asuntos Económicos del Gabinete de la Presidencia, Manuel de la Rocha.

A pesar de que el sector representa el 10% del PIB y el 9% de la población activa, el grueso de su cadena de valor se ha visto paralizado desde el inicio del estado de alarma y sólo han recuperado levemente su actividad algunas fábricas, pero no los concesionarios ni los talleres, más allá de los servicios de emergencia.

La recuperación exige un apoyo coyuntural pero potente, con medidas que permitan retomar el ritmo de producción cuanto antes y reactivar la demanda. Entre ellas, las que contribuyan al impulso de la inversión y la industria 4.0, para avanzar con más rapidez en el proceso de transición tecnológica y medioambiental en el que se encuentra el sector.

La intención es apuntalar la ventaja competitiva que precisa España para seguir siendo elegida por los fabricantes extranjeros como destinataria de sus modelos de vehículos y para la fabricación de componentes. Además, desde Faconauto explican que con una situación tan excepcional, la recuperación de la demanda debe darse confianza a los clientes e impulsar el mercado, para que los trabajadores salgan lo antes posible de los ERTEs.

Otras medidas

Un cambio en la fiscalidad también sería clave para que llegara esa reconstrucción, puesto que permitiría que el mercado del automóvil entrara en otra dinámica, propiciando la renovación del parque y la llegada de vehículos de energías alternativa.

Por su parte, en Ganvam reclaman medidas para garantizar el flujo de caja, como líneas de crédito blando específicas para la automoción o el aplazamiento de la liquidación de impuestos, ampliando el límite actual de facturación para que las pymes puedan acogerse, ya que el coste medio de los vehículos hace que su facturación parezca elevada en volumen, aunque trabajen con márgenes de menos del 1%.

Las cuatro patronales han coincidido con el Gobierno en la relevancia del sector en España y en la urgencia de poner en marcha medidas para revertir el impacto que está teniendo sobre él la pandemia. A corto plazo, las asociaciones han remarcado que lo prioritario es asegurar las aperturas y reactivar la demanda, así como la liquidez del tejido empresarial del sector y nuevas medidas de flexibilidad laboral.

A medio plazo, el plan propone abordar un cambio en la fiscalidad del automóvil y llevar a cabo medidas para el impulso de la inversión y la Industria 4.0.