El grupo de trabajo constituido para analizar la situación de la digitalización del transporte de mercancías en España ha celebrado su cuarta reunión, en la que ha quedado claro que la crisis sanitaria exige una fuerte apuesta por las soluciones digitales en la cadena logística.

Actualmente está formado por Aeutransmer, Astic, Bequinor, Cetm, Clúster de la Función Logística de Galicia, Fenadismer, Feteia-Oltra, Fetransa, Fvet, Transprime y Uno Logística, los puertos de Barcelona, Bilbao, Huelva, Tarragona y Valencia, y las plataformas Altia, E-customs, Eurogestión, Pionira, Timocom, Transfollow, Wanatruck, Webtrans, Widoit y Wtransnet.

Todas las partes están convencidas de la necesidad de utilizar herramientas tecnológicas, no solo para eliminar el papel, sino también por las ventajas que ofrece el Documento Electrónico de Transporte en términos de coste, eficiencia y transparencia.

El grupo aspira a posicionar a la industria española de la carga y el transporte a la cabeza de Europa en este ámbito, de modo que esté ampliamente preparada para la entrada en vigor del nuevo marco jurídico propuesto por la UE, para que las empresas proporcionen a las autoridades la información de transporte en formato digital.

En la reunión, también se han abordado los efectos de la inspección en carretera, la posibilidad de establecer ayudas o incentivos para la integración del documento electrónico en los sistemas de gestión de las pymes, o la necesidad de una formación específica en este ámbito.

Por último, se ha acordado distribuir un cuestionario para recopilar información sobre los motivos que están frenando su desarrollo. El grupo continuará en septiembre los trabajos para promover el uso de la documentación electrónica de transporte, como una herramienta crítica para mejorar los costes, la eficiencia y la seguridad del transporte y la logística.