rzd-mazda ferrocarril ruso logistica automovil

Rusia subvenciona el transporte ferroviario del extremo oriente a la parte más cercana a Europa.

El Ministerio de Transporte de Rusia prevé destinar este año un total de 850 millones de rublos, unos 11,7 millones de euros, en subvenciones para reducir los costes logísticos de los fabricantes con plantas en el extremo oriente ruso.

Al igual que en años anteriores, la subvención irá destinada a la joint venture integrada por el fabricante ruso Sollers y el japonés Mazda, principalmente para mantener la competitividad de la planta de ensamblaje de Vladivostok, una ciudad ubicada en el Mar de Japón y a menos de 100 kilómetros de Corea del Norte.

En este ejercicio, los 11,7 millones de euros destinados por el Kremlin cubrirán más del 80% de los costes logísticos de unos 17.000 vehículos terminados en distancias de entre 8.000 y 9.000 kilómetros, los que separan la rusa oriental con la parte más cercana a Europa.

Aunque el gobierno ruso también esperaba fomentar el transporte marítimo, estos vehículos se siguen transportando principalmente por ferrocarril. De hecho, antes de 2013 las subvenciones se otorgaban al operador ferroviario RZD, encargado de este transporte. Ahora se dan a los fabricantes.

Si bien Rusia sigue manteniendo las subvenciones, el importe de 2017 es inferior al de años anteriores. En 2012, la administración rusa destinó a estas ayudas 2.800 millones de rublos, y entre 2013 y 2015 gastó 4.900 millones de rublos.