El sector postal alcanza el objetivo de reducir el 20 las emisiones de CO2

International Post Corporation, IPC, ha anunciado que los participantes del programa EMMS, ‘Environmental Measurement and Monitoring Systemhan alcanzado colectivamente en 2014 el objetivo de reducir un 20% las emisiones de dióxido de carbono previsto para 2020, seis años antes de lo programado en 2008.

En la XV Conferencia de Partes de la Convención Marco sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (COP15), de Copenhague, 20 operadores postales globales se comprometieron a trabajar conjuntamente con el fin de reducir colectivamente las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20% para el año 2020 y de mejorar la capacidad de gestión del carbono en un 90%.

En 2014, seis años antes de lo previsto, el grupo, que durante este tiempo ha ampliado su alcance y competencia, ha alcanzado la primera fase del programa con la reducción de las emisiones de CO2 en un 20%.

En su séptimo año de vida, el programa EMMS ha continuado haciendo importantes progresos. Las emisiones anuales del grupo han disminuido un 20% desde 2008, pasando de 8.879.000 toneladas a 7.050.000 toneladas.

Con las disminuciones realizadas desde 2008, se ha logrado una reducción acumulada de 8.178.000 toneladas de emisiones de carbón, que se han evitado durante todo el periodo. La capacidad de gestión del carbón se ha mejorado una media del 81% para todo el grupo, frente al 56% de 2008.

A pesar de haber conseguido el reto marcado hace siete años, las compañías postales participantes en el programa continuarán realizando esfuerzos para conseguir mayores reducciones. Esto requerirá inversiones más significativas a largo plazo para mejorar la eficiencia energética de los edificios, aumentar el uso de fuentes de energía renovables y utilizar combustibles alternativos para vehículos.

Estas iniciativas, además, conllevan importantes ahorros financieros. Por ejemplo, según los datos aportado por IPC, las compañías han logrado un ahorro total de 904 millones de euros gracias a la reducción de combustible y en el uso de electricidad desde que se puso en marcha el programa en 2008.