A medida que pasan las jornadas y se acumulan los días de aislamiento se produce, con toda lógica, una caída drástica de la demanda de productos.

Esta tendencia se da a escala general, salvo en ciertos bienes de primera necesidad, cuya demanda no cesa.

Así mismo, la situación se refleja con absoluta nitidez en un descenso acusado del tráfico de camiones en las carreteras españolas.

En este sentido, la Dirección General de Tráfico reporta un movimiento el pasado miércoles, 18 de marzo, de 241.799 vehículos pesados por las carreteras españolas, un 12,26% semanal menos

Ese volumen supone que un 47,97% de los vehículos que circularon por las vías del país el pasado miércoles eran camiones, cuando en condiciones normales, a estas alturas del pasado 2019, ese volumen no alcanzaba ni al 27% del total.

Así mismo, el tráfico de vehículos pesados del miércoles también había retrocedido un 7,61%, así como un 7,08% el del martes, mientras que el del lunes, 16 de marzo, también presentaba una caída de un 7,2% semanal.

En estos días, la Comunidad Valenciana y Murcia acumulan un 28,9% del tráfico de vehículos pesados total del territorio controlado por la DGT, mientras que Andalucía suma otro 19,1% y la región centro, que comprende Extremadura, Castilla-La Mancha y Madrid, totaliza un 17,7% del total de camiones.

En esta misma línea, Astic estima que el tráfico de mercancías por carretera ya ha descendido entre un 25% y un 30% con respecto a la actividad habitual, tras un aumento inicial del 80%.

Ante esta situación, la organización empresarial pide al Gobierno que suministre equipamientos de protección para garantizar la salud de los conductores y salvaguardar las empresas del sector.