Muelles del puerto de Pasajes.

Los productos siderúrgicos copan más de la mitad del tráfico de mercancías del puerto de Pasajes.

Productos siderúrgicos, graneles sólidos y movimiento de automóviles tiran de los tráficos de mercancías del puerto de Pasajes en los cinco primeros meses de 2019, que crece un 12,8% con respecto al período que va de enero a mayo del pasado ejercicio.

Según los datos que maneja la Autoridad Portuaria del enclave guipuzcoano, los productos siderúrgicos terminados suponen el 46% de las toneladas totales del puerto, de tal modo que si se la añade el 8,6% que supone la chatarra, el tráfico de productos siderúrgicos alcanza el 55% del volumen total de mercancías que mueve el puerto vasco.

Al mismo tiempo, los graneles sólidos, especialmente centrados en mercancías como  el cemento, la magnesita, la sal, los piensos, el forraje, los abonos, los cereales, la bentonita o el coque, constituyen un 16% del tráfico total acumulado por el recinto portuario de Pasajes entre enero y mayo de 2019, con la posibilidad de que en poco más de 18 meses el puerto esté en condiciones de duplicar su capacidad para este tipo de tráficos.

Por otra parte, algo menos de un tercio del tráfico portuario total de Pasajes en los cinco primeros meses de este ejercicio corresponde a los automóviles, los vagones de tren, las plataformas de transporte, la pasta y el papel, la maquinaria y repuestos, los productos químicos o determinados materiales de construcción, segmentos en franco crecimiento en los últimos años y que la Autoridad Portuaria quiere reforzar con la incorporación del tráfico contenerizado.