Autopista AP-36 Albacete-La Roda la primera en entrar en quiebra

El tráfico en la autopista AP-36 Albacete-La Roda ha caído un 4,8%.

El tráfico medio diario de las ocho autopistas de peaje en riesgo de quiebra ha crecido un 2,87% en los dos primeros meses del año, una subida que contrasta con las caídas que estas vías venían registrando desde el inicio de la crisis.

En enero y febrero, estas autopistas han contabilizado una media de 5.482 vehículos diarios, frente a los 5.329 registrados en el mismo mes de 2014, según datos del Ministerio de Fomento.

De esta forma, las vías en concurso de acreedores han invertido al inicio de este ejercicio la caída del 2,6% con que cerraron 2014, con la que sumaron seis o siete años consecutivos de descensos, en función de la vía.

El repunte de tráfico en estas autopistas, las de más reciente construcción, está en línea con la recuperación que experimenta el conjunto de la red de vías de pago, que suma una longitud total de 2.500 kilómetros.

En los dos primeros meses del año, el conjunto de la red de autopistas ha disparado un 5,3% su intensidad media diaria de tráfico (IMD), que se ha situado en unos 13.471 conductores diarios. Este dato supone consolidar así la subida del 2,3% con que cerraron 2014, que se convirtió en el primer año de aumento de usuarios de la red de autopistas desde 2006.

En cuanto a las autopistas en concurso de acreedores, la recuperación de los tráficos viene impulsada por los crecimientos contabilizados en tres vías. Se trata de la autopista radial R-3 Madrid-Arganda, que ha elevado un 12% el número de usuarios en enero y febrero, hasta sumar 8.645 vehículos diarios, la que une Madrid con el aeropuerto de Barajas, con un aumento del 6,3% (18.424 usuarios), y la Cartagena-Vera, con un incremento del 5,4% (2.318 vehículos).

Del lado de los descensos, los más pronunciados siguen siendo los de la autopista Madrid-Toledo. El número de usuarios de esta vía se ha desplomado un 47% en los dos primeros meses, hasta sumar apenas 679 circulaciones diarias.

El tráfico de la R-2 Madrid-Guadalajara ha caído un 2,4% en los dos primeros meses, el de la R-5 Madrid-Navalcarnero un 2%, el de la R-4 ha disminuido un 0,6%, y el de la Ocaña-La Roda, un 4,8%.

Pendientes del rescate

Las autopistas en quiebra recuperan tráficos mientras el plan que el Gobierno diseñó para solventar su situación continúa pendiente de distintos procesos en los tribunales y de lograr un acuerdo con la banca.

Fomento propuso hace un año integrar las ocho autopistas en una sociedad pública, tras realizar una quita del 50% a la deuda de unos 3.400 millones de euros que soportan y titulizar el resto del pasivo en un bono a treinta años.

El plan, que ha sido presentado como convenio de acreedores en los concursos de estas vías, recibió el rechazo de un Juzgado Mercantil de Madrid, que dictó la liquidación de una autopista, rechazo su vez recurrido por Fomento. En paralelo, el Ministerio sigue trabajando para cerrar un acuerdo con la banca sobre la deuda de las vías.