Agosto ha supuesto la confirmación de la buena evolución que viene mostrando en los últimos meses el transporte internacional de mercancías de Renfe. Así, a pesar de que el tráfico total del operador público en este mes ha caído un –9,57%, medido en toneladas totales transportadas, frente a agosto de 2012, su tráfico internacional anual se ha disparado un 27,94%, comparado con agosto del pasado año, según señalan las últimas estadísticas publicadas por el ministerio de Fomento.

En concreto, en agosto Renfe Mercancías transportó 1.208.000 toneladas, que supone una disminución del ya mencionado 9,57% frente al mismo mes de 2012%. De esta cantidad, el tráfico nacional representó 981.000 toneladas, con una reducción del –15,32%, mientras que el tráfico internacional fue de 227.00 toneladas, un 27,94% superior a agosto de 2012.

Del total de tráfico en julio del operador público, 489.000 toneladas correspondió a la modalidad de intermodal, con una leve disminución del –4,10%, y 719.000 toneladas fue tráfico de vagón completo, con una reducción del –12,32%. No obstante, en tráfico internacional la modalidad de intemodal ha crecido un 19,53%, hasta las 137.000 tonelada, y las cargas en vagón completo se han disparado en agosto un 43,32% frente a agosto de 2012, hasta las 90.000 toneladas.

Acumulado enero-agosto

Por lo que se refiere al acumulado de los ocho primeros meses del año, Renfe Mercancías movió en total 10.631.000 toneladas, que implica un descenso del 7,65% respecto al mismo periodo de 2012. En este tiempo, el tráfico doméstico representó 8.410.000 toneladas, un 12,31% menos que en 2012; mientras que el transporte internacional de la operadora fue de 2.265.000 toneladas, con un fuerte incremento del 15,05%.

Entre enero y agosto, en tráfico nacional el operador público transportó 2.630.000 toneladas en la modalidad de intermodal, lo que supone una caída del -7,87 %. Mientras, en vagón completo gestionó 6.508.000 toneladas en vagón completo, en este caso con una acusada caída del -14,05%). En transporte internacional los datos son muy diferentes, ya que en intermodal Renfe  transportó 1.051.000 toneladas (+14,10%) y en vagón completo otras 1.022.000 toneladas, también con un incremento importante del 17,34%.

Toneladas-Km, el tráfico internacional sufre en agosto

La evolución de las mercancías transportados por Renfe varían de forma importante si los datos se analizan en función de la  toneladas métricas transportadas por los kilómetros recorridos. Así, en el mes de agosto la operadora pública transportó en total 451  millones de toneladas-km, un –15,20% menos que en agosto de 2012. En intermodal, la caída fue del -15,85% (224.000 t/km) y en vagón completo del -14,54% (228 tm/km).

En este mes el transporte nacional cayó  un -13,13%, mientras que el tráfico internacional sufre una mayor caída del 23,77. Es decir, se da la paradoja que mientras en toneladas totales transportas el tráfico internacional es el motor de crecimiento del negocio de mercancías de Renfe,, con un auge del mencionado 27,94% en agosto comparado con el mismo mes de 2012, los resultados medidos en toneladas kilómetro transportadas ofrecen un fuerte descenso.

En cuanto al acumulado entre enero y agosto, la carga  total transporta por el operador público  ascendió a 4.796.000 toneladas-km, con un leve incremento del 0,17% si se compara con el mismo periodo del pasado año.

En los ocho primeros meses del año el tráfico nacional en Renfe Mercancías alcanzó 3.579.000 toneladas-km, con una caída del –4,59%. Es el tráfico internacional el que mejor comportamiento muestra en este periodo temporal al registrar un tráfico de 1.221.000 millones toneladas-km, un 17,31% superior a enero-agosto de 2012. Por lo tanto, a pesar de la fuerte caída registrada en agosto, el acumulado en tráfico internacional logra mantener su buena evolución.

Una vez más hay que señalar que la errática evolución del tráfico nacional, medido tanto en el total de toneladas transportadas como en toneladas-Km, frente al avance del tráfico internacional en el acumulado del año está relacionado con la buena evolución de las exportaciones empresariales frente a la persistente contracción del consumo nacional, que genera menos transporte de mercancías doméstico por cualquier modo de transporte que se analice.