El tráfico de mercancías en los puertos españoles durante el pasado mes de septiembre se situó en 38.988.625 de tn, un 5,95% más que en el mismo mes del pasado 2011, cuando alcanzó los 36.797.534 tn. Este crecimiento ha favorecido que el tránsito de mercancías acumulado en los 9 primeros meses del año se haya disparado hasta los 354.264.101 tn, un 6,31% más que en el mismo periodo de 2011 (333,24 millones de tn).

En el conjunto del año, el tráfico de graneles líquidos ha sido de 114,12 millones de tn, con un crecimiento del 2,44%; mientras que los graneles sólidos han alcanzado los 65,47 millones de tn, con una destacada subida del 12,29%.

En cuanto a la mercancía general, se situó en los 164,18 millones de tn, un 7,03% superior a los 9 primeros meses de 2011. De esta cantidad, la mercancía en contenedor acaparó la mayor proporción con 121.03 millones de tn, lo que supone una subida del 8,6% respecto al acumulado a septiembre del pasado año; mientras que los restantes 43,14 millones de tn era para el resto de mercancía convencional no contenerizada, con un auge más limitado, del 2,66%.

Del total del tráfico portuario registrado hasta el noveno mes del año, las mercancías en tránsito se elevaron hasta los 84,98 millones de tn, un 13,47% más; el tráfico ro-ro fue de 32,27 millones de tn (+2,77%), mientras que el número de Teu’s manipulados en los puertos españoles ascendió a 10.488.192, un 3,46% más.

Menos buques en puertos

A pesar del incremento general de mercancías y traficos, en conjunto tocaron puertos españoles 103.316 buques, 1.623 embarcaciones menos que entre enero y septiembre del pasado año. A priori, este dato deber interpretarse como que han atracado y zarpado este año menos buques pero de mayor capacidad que en 2011 o que éstos han registrado una mayor ocupación de carga.

Aún con todo, la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el propio presidente de Puertos del Estado, José Llorca, podrán seguir destacando en público los buenos resultados que el transporte marítimo está registrando en este ejercicio y sus beneficios a la economía española, dado que continúan por la senda de alcanzar los tráficos históricos del año 2007.