Acceso ferroviario al puerto de Algeciras

Todos los partidos coinciden en la necesidad de mejorar los accesos ferroviarios a los puertos españoles.

Los programas electorales con los que Ciudadanos, PP, Psoe y Podemos concurren a las elecciones generales del 20D recogen la necesidad de impulsar el transporte de mercancías por ferrocarril. 

Proyectos tan diferentes como los que plantean los cuatro partidos convergen en un mismo punto: la necesidad de integrar a España plenamente en la Red Transeuropea de Transporte y de mejorar, para ello, los accesos ferroviarios a las instalaciones portuarias, impulsando así la intermodalidad en la cadena logística.

No obstante, y al igual que suceden en las propuestas relativas al transporte por carretera y a la política portuaria del país, los partidos mantienen divergencias en cuanto a la necesidad y prioridad de algunas actuaciones, mientras que algunas promesas electorales son más ambiguas que otras.

PP y Psoe apuestan por finalizar la Red Ten-T

El programa del PP prioriza el «completo desarrollo» en España de las infraestructuras de los corredores de la Red Ten-T. Además, los populares profundizarían en la concepción intermodal del transporte, orientando las inversiones en infraestructuras «hacia lograr su plena efectividad y eficiencia».

Por otro lado, el PP señala en su texto que el sistema portuario se ha visto beneficiado” por la aprobación del Fondo de Accesibilidad Terrestre-Portuaria, por lo que destinarían los recursos a mejorar la conexión viaria y ferroviaria con los puertos, tal y como se proyectó en su creación. 

Por su parte, el Psoe finalizaría las inversiones pendientes en materia de grandes infraestructuras, completaría los distintos corredores pendientes, adecuando los proyectos a la demanda realmente existente, a criterios de cohesión territorial y a la planificación definida en la Ten-T, todo ello «atendiendo a las posibilidades de financiación de la economía española», según el programa electoral. 

Del mismo modo, junto a la Red Ten-T, los socialistas aspiran a desarrollar «otros corredores logísticos relevantes», mejorando los estándares operativos de las líneas y los puntos de acceso adecuados a la Red, es decir, las terminales intermodales interiores y la conexión con las terminales ferroportuarias

Ciudadanos y Podemos, propuestas más concretas

Por otro lado, Ciudadanos y Podemos recogen algunas propuestas más concretas en sus programas electorales, aunque también presentan demasiada ambivalencia en algunos puntos.

En lo que respecta a la coalición naranja, su Plan Nacional de Desarrollo Estratégico relativo al Transporte se «centraría» en los ejes y corredores de la Red Ten-T, la intermodalidad de viajeros y de mercancías y la complementariedad de modos en general, entre otras cuestiones no relativas al ferrocarril. 

En la actualización del diseño de las redes de transportes que Ciudadanos llevaría a cabo, se «potenciaría» la realización de aquellos corredores «que sean rentables desde el punto de vista socio-económico».

En otro orden de cosas, cabe destacar que el partido magenta apuesta por «dotar de independencia» a Renfe y Adif y «despolitizar sus órganos de gestión», con el fin de «redefinirlos» como verdaderos organismos reguladores con plenas competencias y experiencia técnica.

Los actores implicados en el Corredor Mediterráneo debaten su diseño

El ferrocarril es el modo de transporte en el que más han profundizado los programas electorales.

Podemos apuesta por desarrollar la intermodalidad por medio de la mejora de las conexiones ferroviarias de los puertos, con el fin potenciar estas instalaciones como nudo intermodal e incrementar así la oferta logístico-portuaria española,

Además, el partido magenta impulsaría el transporte de mercancías por ferrocarril como alternativa al transporte por carretera en distancias superiores a los 400 km

No obstante, la propuesta más ambiciosa de Podemos es la de «transformar la red viaria de AVE», para lo que llevarían a cabo los pertinentes análisis y estudios técnicos, convirtiendo algunos de sus tramos en líneas de velocidad inferior que tengan una mayor frecuencia de paso y un mayor número de paradas intermedias entre los recorridos. 

Su programa electoral también recoge actuaciones concretas en algunas regiones. Así, las propuestas 344, 360, 362, 365 y 377 contemplan mejoras en la red ferroviaria para mejorar el transporte de mercancías en Andalucía, Toledo, Castilla y León, Cataluña y Murcia, respectivamente. 

Además, apuesta por restaurar la línea ferroviaria entre Huesca y el sudoeste de Francia para facilitar el tránsito de mercancías entre España y Francia.