El transporte europeo quiere soluciones para tener un marco al que atenerse en los servicios de transporte de mercancías entre la Unión Europea y el Reino Unido a partir del 1 de enero de 2021.

Con esta intención, la IRU ha remitido una carta a los negociadores del ‘Brexit’ para pedir un acuerdo que permita la libre circulación de vehículos pesados de transporte de mercancías entre Europa y Reino Unido más allá del 31 de diciembre.

De esta manera, el transporte de la UE aboga por un acuerdo de libre comercio entre las dos partes sin permisos de transporte, ni sistemas de cuotas, con el fin de salvaguardar las cadenas de suministro existentes entre ambas zonas económicas que implican un tránsito anual de más de 2,3 millones de camiones.

En este mismo sentido, el sector también aboga por el reconocimiento mutuo de estándares, competencias y certificados para asegurar la competencia leal y proteger la seguridad y las condiciones laborales de los conductores profesionales, como asegura CETM.

Los transportistas europeos temen, según explica Astic, que, sin un acuerdo de libre comercio, tendrían que hacer frente a un caos de acuerdos nacionales fragmentados, con costes más altos, tiempos de viaje más largos y muy probables interrupciones en la cadena de suministro de bienes esenciales.