Playa de vías con trenes portacontenedores en Alemania.

Playa de vías con trenes portacontenedores en Alemania.

Los costes del transporte ferroviario de mercancías en Alemania podrían aumentar un 20% en el horizonte de 2020 con respecto a los precios de 2014, según señala un reciente estudio de la asociación alemana de empresas de transporte VDV.

Según indican desde esta asociación, «todo el mundo» habla de la intermodalidad y la promoción del ferrocarril como medio de transporte ecológico y seguro al que trasladar las mercancías, sin embargo, «la realidad es bien distinta», dado que tanto la administración alemana como la Comisión Europea han aprobado numerosas medidas que conducirán a enormes aumentos en los costes para las compañías ferroviarias, lo que afectará a su competitividad, según afirman.

Dichas medidas serían, entre otras, los nuevos impuestos sobre la electricidad y la nueva legislación para la reducción del ruido en el ferrocarril. En particular, esta última supondrá para la industria una inversión de 1.000 millones de euros durante el próximo lustro, que conllevará a encarecer los costes por operación de carga en un 7%, según el informe de VDV.

A este respecto, desde la asociación indican que, a pesar de las ayudas gubernamentales para reducir el ruido en el transporte ferroviario, algo que reconocen necesario, la mayor parte del gasto será asumido por los operadores. 

Además, critican que todas estas medidas se produzcan mientras desde la administración alemana se lanzan iniciativas que favorecen el transporte por carretera y fluvial, como es la exención de pagar impuestos por combustible. 

Así, para VDV, dichas decisiones están provocando un desequilibrio en el mercado, por lo que solicitan a las administraciones alemana y europea que desarrollen un marco legal que permita «florecer» al transporte de mercancías por ferrocarril.