camion-en-el-puente-de-rande-pontevedra

Aunque el Ejecutivo marca una subida media de las tarifas, los concesionarios pueden ajustar ese porcentaje en función del tráfico registrado.

Los peajes de la AP-9 se están convirtiendo en un «impuesto salvaje» para las empresas de transporte en Galicia. Así lo ven en la Federación Gallega de Transportes de Mercancías, Fegatramer, que recibe el año 2019 con lo que llaman «un envenenado regalo de reyes» por parte del Ministerio de Fomento.

Así, se ha aplicado «una subida de casi el triple» a los peajes de la autopista que vertebra Galicia, con un incremento del 3,51% cuando la subida media en el resto de España se sitúa en el 1,67%. Por contra, a partir de ahora las autopistas de peaje rescatadas por el Estado, serán gratuitas por la noche, entre las 00:00 y las 06:00 horas.

Sin embargo, tres autopistas sufrirán una variación superior a la media, pues a la AP-9 le siguen la AP-7 Alicante-Cartagena, cuyas tarifas se incrementarán un 2,69%, y la AP-46 Málaga-Alto de la Pedrizas, que subirá un 2,69%.

Aunque el Ejecutivo marca una subida media de las tarifas, los concesionarios pueden ajustar ese porcentaje en función del tráfico registrado respecto al que se había previsto. En este caso, el incremento no será tampoco igual para todos los tramos, ya que mientras el peaje aumentará en un 3,35% entre Ferrol y Tui, entre Ferrol y La Coruña lo hará en un 4,4%, según recoge La Voz de Galicia.